Diez mil puntos traviesos [de Shitao]

Blog

Puedes ver aquí el cuadro entero con las tres partes “pegadas”.

El autor de este cuadro es Shitao, un pintor que vivió en la China del s.XVII. Su nombre significa ola de piedras y pertenece al grupo de los llamados “excéntricos” por apartarse un poco o mucho del estilo clásico chino. Diez mil puntos traviesos (traducido libremente del inglés One-thousand ugly dots) es en realidad un paisaje, uno de los más llenos de color que yo haya visto -a pesar de que sólo hay tinta negra y gradaciones.

La tradicional solemnidad de la pintura de ríos y montañas (pinturas de gran formato, el equivalente estilístico de la sinfonía en la música clásica occidental) se transforma aquí en una infinidad de puntos que representan diferentes elementos del paisaje. Sin embargo encontramos algunos objetos familiares: la supuesta casa del pintor (2 y 3), una formación rocosa (1 y 2), un fondo de montañas lejanas y cielo (1).

El título del cuadro alude entonces a todos esos puntos -tal y como podemos ver en la versión inglesa del título, esos puntos feos que son como diablillos que se pasean por el cuadro. La textura de puntos está formada por ramajes y hojas de las plantas, luego por manchas más grandes que podrían ser tanto arbustos como árboles vistos de lejos y finalmente por “manchas huecas”. La variedad de las formas y de los matices es infinita. Entre las plantas podemos reconocer hojas de pino, de ciruelo y de bambú ; de plátano encima de la casa tal vez. Vemos al pintor a través de la ventana?

La exuberancia y sobre todo el ritmo desenfrenado de este cuadro tienen mucho que ver con el ritmo loco de mi pieza Sierpes salvajes (primera parte). En efecto, los puntos y sus diferentes variaciones nos hacen pensar en la variedad de “golpes de pincel” que se utilizan en la caligrafía china (y japonesa y coreana), pero al mismo tiempo en este cuadro hay “agregados de puntos” que crean extraños signos, extrañas fuerzas, extrañas olas -tal y como podemos ver claramente en la tercera ilustración.

Sin duda este es un cuadro del tipo que uno no entiende pero no puede dejar de mirar: cuando crees que has captado algo de lo que estás mirando te sorprendes preguntándote a ti mismo de nuevo: what the fuck?. Años después, sigues sin tener ni idea de como Shitao ha podido pintar algo así, y renunciando a toda lógica imaginas el paisaje que se revela sucesivamente y la velocidad mágica de los trazos.

Advertisements

comentar es gratis!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s